HGC en la Prensa

11/04/2014




Las altas temperaturas aumentan la presencia de Várices y sus complicaciones.

Aunque las várices suelen aparecen en cualquier época del año por diversos factores, las altas temperaturas aumentan su presencia y sus complicaciones. Las várices aparecen cuando se dificulta la circulación de retorno en las venas superficiales, es decir no regresan adecuadamente la sangre, ésta se queda en las paredes de las venas por más tiempo y se dilatan, con el tiempo se atrofia la piel y se mancha, comenta Miguel Arturo Aguilar Montoya, cirujano cardiovascular del Hospital General de Culiacán.

La población más susceptibles a este padecimiento son las mujeres, sobre todo por sus períodos menstruales. Sus síntomas son ardor, pesadez en las piernas, calambres, fatiga, sensación de hinchazón, incomodidad, se agravan con el calor y al terminar el día.

El factor hereditario predispone en mayor medida este padecimiento, sin embargo si se encuentra en este grupo de riesgo se aconseja esforzarse en disminuir otras causas que sí son posible controlar, como la obesidad y el sobrepeso, el sedentarismo y el uso de anticonceptivos.

Aguilar Montoya explica que quienes tienen que estar laborando por tiempo prolongado durante el día ya sea sentadas o de pié, tienen el riesgo de padecer várices, así como el número de embarazos.

Sugiere no esperar a que aparezcan o se agraven para tratarlas. Afortunadamente pueden eliminarse comenta, con tratamiento que según el caso, el médico tratante determine.

Recomienda llevar una vida saludable, tomar antiinflamatorios durante el período menstrual y eliminarlas mediante escleroterapia, es decir tratamiento con inyecciones esclerosantes o incluso vía láser, en casos ya muy avanzados se recurre a intervención quirúrgica, finalizó