Acné

Es una erupción más o menos superficial en la piel, causada por varios factores. Y que se presenta generalmente en cara, cuello y espalda.
Los aceites de la piel se acumulan en los conductos de los folículos pilosos y las glándulas sebáceas y se forma un tapón de queratina. En este conducto tapado se acumulan las secresiones y proliferan las bacterias, provocando inflamación e irritación en los tejidos circundantes. Esto es lo que conocemos como "barro". A veces puede formarse un depósito mayor de secreciones o "quiste". Las espinillas o comedones se forman cuando el aire produce una oxidación de los tapones de queratina; existe menos irritación de la piel en este caso.
El acné juvenil es el padecimiento de la piel más frecuente en todo el mundo.

Causas

Existen varios factores que contribuyen a la aparición del acné:
  • Edad, debido a los cambios hormonales en la pubertad.
  • Piel grasosa.

Medidas preventivas

  • La limpieza y la higiene adecuada son principios importantes para cualquier persona. Si bien el exceso de impurezas sin duda empeora el acné, por desgracia, un aseo escrupuloso no siempre puede prevenirlo.
  • Lavarse la cara varias veces al día con una toalla húmeda caliente para eliminar los aceites de la piel y los tapones de queratina. La fricción y el calor de la toalla ayudan a desalojar el tapón de queratina. El jabón ayudara a eliminar el aceite de la piel y reducirá el número de bacterias que viven en la piel. Si surgen barros en la espalda, se deberá lavar con un cepillo o una toalla.
  • Las grasas y cremas aplicadas en la piel pueden empeorar el problema.
  • Los distintos medicamentos de patente que se venden sin prescripción médica parecen ser utilidad para algunas personas, pero resultan decepcionantes en otras.
  • A pesar de lo que se dice comunmente, no se ha demostrado cientificamente que alimentos como el cacahuate, azúcar, chocolate, chiles o mariscos sean un factor determinante para la aparición del acné.
  • Pueden encontrarse también medicamentos de venta sin receta (OTC por sus siglas en inglés) que contienen diversos compuestos como el peróxido de benzoílo. Si se emplean conforme a las instrucciones, parecen eficaces.

  • El vapor puede ayudar a abrir los poros obstruidos; a veces resultan útiles las compresas calientes.
  • Por último la luz solar o una lámpara de sol pueden ser eficaces, si se emplean en forma adecuada cuidando el tiempo de exposición.

Algunos casos de acné, pueden ser tan severos que es necesario acudir con el médico Dermatólogo, quien es el especialista y seguramente podrá orientarle acerca de otros tratamientos eficaces contra este problema.

Opciones de tratamiento

Además de las medidas básicas de higiene que ya mencionamos existen otros medicamentos de uso local.

  • Ácido retinoico (Retin-A) y peróxido de benzoílo, han resultado útiles; su acción favorece la descamación no será visible si el medicamento se emplea correctamente.
  • En los casos resistentes, quizá se prescriba un antibiótico de administración oral. Algunos médicos también recetan estos antibióticos para aplicarlos sobre la piel.
  • Cirugía de acné es un método por el cual el médico extrae las espinillas con un dispositivo de succión y un gotero.
  • Los quistes grandes y en desarrollo a veces detienen su crecimiento con la inyección de esteroides. Estos procedimientos sólo deben aplicarse en casos graves y por lo regular se utilizan con más frecuencia en la espalda que en la cara.
¡NO OLVIDE CONSULTAR A SU MÉDICO¡

 



Ultimas Noticias

Ver Sintesis de Noticias