Clínica de Epilepsia

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La epilepsia es una alteración de la actividad eléctrica cerebral. Para entender mejor este concepto podríamos imaginar al cerebro como un conjunto de células llamadas neuronas conectadas entre sí y que se comunican mediante impulsos eléctricos. Cuando se produce una descarga eléctrica anormal el resultado es una crisis epiléptica.

Esta crisis o ataque pueden ser frecuentes o bien ocurrir sólo de vez en cuando. Su duración es variable y va de pocos segundos a dos o tres minutos de acuerdo a la región del cerebro que se encuentra afectada.

¿ Es hereditaria?
Sólo en algunos casos hay un factor hereditario, en la mayoría no lo hay.

¿ Cuáles son las causas de la epilepsia?
Aunque frecuentemente no se encuentra la explicación de la epilepsia en algunos pacientes, algunos factores pueden desencadenarla:

Complicaciones durante el embarazo
Falta de oxígeno al nacer o daño cerebral
Envenenamiento por drogas, alcohol o plomo, entre otros.
Infecciones cerebrales
Fiebre alta no controlada
Tumores o cisticercosis o cardíacos
En muchos casos no se puede descubrir la causa.

¿Quiénes la padecen?
Cualquier persona puede sufrir este transtorno sin importar la condición social o edad, sin embargo en la mayoría de los casos los ataques epilépticos aparecen durante la infancia.

¿Cómo se diagnostica?
El diagnóstico se realiza mediante a elaboración de una historia clínica completa, apoyándose en diversos estudios médicos.

• exploración física
• electroencefalograma
• tomografía o resonancia magnética
• estudios especiales de laboratorio

¿Cuál es el tratamiento de la epilepsia?
Una vez que su médico haya realizado el diagnóstico le recetará algún medicamento antiepiléptico tomando en cuenta el tipo de crisis, muchas veces es necesario tomar más de un medicamento.

Lo importante en el tratamiento es la constancia, ya que esta enfermedad no se cura a corto plazo, pero si puede ser controlada en intensidad y/o frecuencia y si se controlan por varios años, se puede llegar a suspender el medicamento.

¿Qué hacer en caso de una crisis?
Todos los miembros de su familia deben saber su padecimiento ya que así podrán prestarle ayuda en caso de sufrir una crisis.

1. Mantenga la calma no se alarme.
2. Despeje el área alrededor del paciente.
3. No intente colocar ningún objeto entre los dientes.
4. Voltee la cabeza hacia un lado, acuéstelo de costado.
5. No se requiere la intervención de inmediato del médico, sólo en caso de que la crisis dure más de diez minutos.
6. Observe cuidadosamente sus acciones y movimientos durante la crisis.
7. Sea comprensivo y amigable cuando el paciente recobre la conciencia.
8. No proporcione alimentos o bebidas.
9. Permita al paciente descansar después de la crisis.
10. No suspenda el medicamento por ningún motivo.