Derechos Reservados 2008: Hospital General de Culiacán 2008
BIBLIOTECA MÉDICA DEL HOSPITAL GENERAL DE CULIACAN
Organización
aa

Dirección MédicosEnfermeríaEnseñanzaClínicasNovedadesAdministraciónEventosNoticias • Información a Pacientes

Protozoos

Balantidiasis

Agente Causal
Balantidium coli

Distribución geográfica
Mundial prevalente en zona tropicales y subtropicales de todo el mundo.
En México La balantidiosis se ha demostrado en gran parte de la República Mexicana, sumando en la actualidad más de 150 casos los reportados de infecciones en humanos. La mayoría de los pacientes provenienen de regiones cálido-humedad del país.

Fases de desarrollo del parásito
Trofozoo y quiste (inmaduro y maduro).

El trofozoito mide entre 50-150 micras de longitud por 40-80 micras de ancho. Su cuerpo está cubierto por muchas hileras longitudinales de cilios ligeramente oblícuos.

El quiste mide aproximadamente 80 micras de longitud en su parte más ancha y con una pared quística gruesa. En su interior se observa claramente el macronúcleo.

Mecanismo de infección
El hombre adquiere la balantidiasis cuando los quistes del parásito junto con los alimentos contaminados, al introducirse en la boca las manos sucias y contaminadas, así como cualquier objeto que esté contaminado (fomites).

La convivencia con cerdos es un factor de riesgo, ya que al parecer estos animales también estan infectados por B. Coli.

Localización en el huésped
Colon, capa muscular, subserosa, apéndice, peritoneo, vías urinarias y vagina (raro).

Manifestaciones clínicas
Generalmente asintomática en individuos adultos, no así en niños, en quienes producen un cuadro de colitis, hasta llegar a síndrome disentérico con diarrea mucosanguinolenta, cólicos, pujo, tenesmo y fiebre.

En pacientes muy pequeños puede conducir a deshidratación y perforación intestinal, complicaciones que suelen ser fatales. En niños de edad escolar las molestias son moderadas. La exploración fisica comúnmente es negativa o solamente muestra presencia de dolor localizado en el marco cólico durante la palpación abdominal.

Exámenes de laboratorio
El diagnóstico confirmatorio o parasitológico depende de encontrar los trofozoitos en las materias fecales diarreicas recientemente emitidas, ello mediante examen directo en fresco con solución salina isotónica y observación al microscopio. Los trofozoitos son fácilmente observados al microscopio con este método, ya que son muy grandes y móviles, pudiendo verse hasta con el objetivo seco débil.

Por otro lado, el hallazgo de quistes mediante exámentes coproparasitoscópicos seriados de materia fecal recién emitida, en que se utilizan métodos de concentración como el Faust, Ferreira, etc, o de sedimentación como el Ritchie, nos permitirá encontrar los quistes de B. coli y así establecer el diagnóstico.

TRATAMIENTO
Actualmente se emplean derivados imidazólicos, como el metronidazol o la nitrimidazina. También ha tenido éxito el sulfato de aminosidina.

Biblioteca Principal
Organigrama
Misión, Visión
y Valores
Procesos