Derechos Reservados 2008: Hospital General de Culiacán 2008
BIBLIOTECA MÉDICA DEL HOSPITAL GENERAL DE CULIACAN
Organización
aa

Dirección MédicosEnfermeríaEnseñanzaClínicasNovedadesAdministraciónEventosNoticias • Información a Pacientes

La Toxicología

El origen de la farmacología y la toxicología tiene un tronco común: la herbolaria misma, de la que hay evidencias que era practicada por las culturas primitivas. El conocimiento de que algunas plantas causaban efectos deletéreos, fue aprovechado por el hombre primitivo quien impregnaba las puntas de sus flechas con los extractos de dichas plantas para de esta manera aumentar el daño a sus presas de caza o sus semejantes. De ahí el origen del vocablo tóxico, que proviene del griego que significa precisamente "flecha". Más tarde se extendió el conocimiento de los tóxicos a aquellos de otro origen que no fueran los vegetales o sus frutos. Así, en el papiro de Ebers (1,500 A.C.), ya se hace referencia a venenos animales, a metales y se identifican algunas plantas venenosas que no han perdido actualidad como la cicuta, el acónito y el opio. Dioscórides elabora la primera clasificación conocida de los tóxicos de acuerdo a su origen: plantas animales y minerales, que con algunas variaciones es prácticamente la misma clasificación empleada en la actualidad. Con un pensamiento más mágico que científico, a varios de los tóxicos se les atribuyeron propiedades supuestamente afrodisíacas. Con estos fines se elaboraban pociones frecuentemente conocidas como "pociones de amor de Venus", siendo este el origen de otro vocablo relacionado con estas sustancias, el "veneno". En el momento actual se conservan ambos términos, pero obviamente con connotaciones diferentes. Así, un tóxico se define como una sustancia de naturaleza química y origen fuera del organismo (de ahí que también se les designe como xenobióticos), que introducido en el mismo y dependiendo de su dosis y tiempo de acción, va a actuar sobre sistemas biológicos específicos, dando lugar a alteraciones bioquímicas, funcionales o morfológicas, dando lugar a alteraciones bioquímicas, funcionales o morfológicas, que se van a traducir en morbilidad e incluso mortalidad. De esta definición se destacan varios hechos: la naturaleza química de los tóxicos, la relación dosis-tiempo-respuesta y la toxicidad selectiva. Los venenos se definen de manera semejante, sólo que su origen es botánico o a partir de las secreciones de ciertos animales.

En la historia de la toxicología moderna son tres los personajes que han dado las bases para su desarrollo como ciencia: Paracelso, Claude Bernard y Orfila. Theophrastus Bombastus von Hohenheim, quien escogió el pseudónimo de Paracelso, fue quien en la Edad Media estableció el concepto fundamental de la dosis en toxicología para explicar por qué una misma sustancia podía causar o no daño, o lo que era más importante, actuar como remedio o como veneno. Lo anterior lo resumió en su famoso apotegma: "dosis sola facit venenum", lo que se podría traducir como que todo es veneno dependiendo de la dosis. Ya en el Siglo XIX destacan el francés Claude Bernard y el español nacionalizado francés José Mateo Buenaventura Orfila; el primero introduce el método científico en toxicología al emplear diversos venenos, el curare por ejemplo, para el estudio de la neurofisiología. Orfila, a quienes muchos llaman el "Padre de la Toxicología Moderna", estudia los aspectos patológicos y forenses de las intoxicaciones y retomando los conceptos de Paracelso, establece la necesidad no sólo de identificar a los tóxicos, sino de cuantificarlos en los especímenes biológicos para de esta manera establecer la relación entre la dosis y el efecto. Las implicaciones de este concepto en la clínica y en la solución de problemas médico-legales tienen vigencia hasta la actualidad. El mismo Orfila reconoció que si bien la toxicología en sus principios emanó de la farmacología, en el transcurso de los siglos adquirió características propias para ser una ciencia independiente. A la luz de los conocimientos actuales se reconoce el genio visionario de Orfila ya que la toxicología moderna no se limita únicamente al estudio de los efectos adversos causados por los medicamentos, sino que se extiende al estudio de otros numerosos grupos de agentes químicos como son los plaguicidas, los disolventes orgánicos, los metales y metaloides, los humos, vapores y gases y los plásticos, amén de los numerosos venenos botánicos y animales.

De cualquier manera se destaca que entre las diversas ciencias en que se apoya la toxicología, la farmacología ocupa un lugar preponderante pues de ella toma muchos de sus modelos para explicar tanto el curso temporal de los tóxicos en el organismo, como sus mecanismos de acción. Otras disciplinas relacionadas con la toxicología son la bioquímica, la fisiología, la patología, la inmunología, la medicina forense, la salud pública, la epidemiología y la ecología.

Biblioteca Principal
Organigrama
Misión, Visión
y Valores
Procesos